Lo que hace 20 años veíamos en televisión y parecía totalmente fantasioso y futurista, hoy es una realidad que nos acompaña en nuestros días. ¿Pero, cómo afecta Internet of Things nuestra vida cotidiana? ¿Es para mejor?

Cuando decimos IoT, o Internet of Things, nos referimos a la capacidad de conectar dispositivos físicos entre sí por medio de la gran red Internet. También lo podemos entender como la comunicación de una computadora a otra computadora utilizando la nube, estas computadoras de muy pequeño tamaño están instaladas en aparatos que usamos diariamente como nuestros celulares, pero además podemos aprovechar IoT en nuestros hogares y empresas. Algunos de los dispositivos más conocidos actualmente con esta capacidad son: máquinas industriales, cámaras, televisores, aires acondicionados, cocinas, lavarropas, control de luces y hasta los autos ya vienen con IoT.

 

Esta nueva capacidad de los aparatos nos permitió mejorar nuestras experiencias como usuarios con la tecnología de maneras mucho más variadas que en la generación de computadores anteriores en la cual la forma más utilizada era mediante un teclado y un mouse. Gracias a dispositivos como Alexa y Google Home, hoy en día se genera una relación virtual con nuestra casa, en el sentido que podemos “hablarle” pidiendo que encienda las luces, que encienda nuestro TV y ponga una serie de Netflix o que controle nuestro aire acondicionado a la temperatura que le digamos, todo esto sin tener que presionar ninguna tecla o hacer un click. Los comandos por voz se volvieron una realidad, aquello que nos maravilló en series de ciencia ficción como Star Trek donde los personajes conversaban con la computadora ya es una realidad. Por supuesto que queda mucho por recorrer, pero ya no está muy lejos de nuestra era actual.

 

Así como disponemos de una nueva experiencia tecnológica con IoT para el hogar sucede lo mismo en el ámbito empresarial. Las industrias donde se ha avanzado rápidamente en las propuestas de este tipo son en el sector de la salud, en los automóviles, bancos y robotización de industrias. En el caso del sector salud, las empresas están ofreciendo dispositivos que ayudan a monitorear el estado físico de las personas. Hoy podemos utilizar un reloj inteligente que mide nuestro ritmo cardíaco e incluso existen dispositivos que miden presión arterial y envían la información a la computadora de tu Médico.

 

Altimetrik ha colaborado con hospitales y empresas de salud para ayudarlas a aprovechar al máximo estas nuevas tecnologías que contribuyen al bienestar de los pacientes. Hemos colaborado en el desarrollo de software para telemedicina, propusimos mejoras en la experiencia del paciente con los servicios del hospital, como la reserva de horas para policlínicas, la obtención de resultados de exámenes y seguimiento de historial médico, brindándole la posibilidad de realizarlo todo desde su propio móvil y reloj inteligente.

 

El avance de la tecnología hace indiscutible que, con el correr del tiempo, la interacción con muchas de estas soluciones suceda de forma más natural. A modo de ejemplo, hace unos años se creó la píldora digital, la cual permite monitorear el efecto de la misma desde un software instalado en el celular. Esperamos que todos estos avances benefician en gran medida el bienestar de vida de las personas, el modo en que interactuamos con los médicos y servicios de salud está avanzando muy favorablemente en mejorar los tiempos de espera, bajar costos de los servicios y prevención más temprana de enfermedades

 

Otro sector donde Altimetrik viene colaborando es en el automotriz. En estos últimos años, hemos sido testigos de cómo el sector está aumentando rápidamente la cantidad de propuestas tecnológicas que utilizan IoT. En nuestro caso logramos construir software que ofrece al usuario la posibilidad de encender y apagar su automóvil, bloquear y desbloquear sus cerrojos desde el celular o reloj inteligente. Además logramos investigar y aprender las posibilidades que existen en la experiencia del usuario mediante comandos de voz para el control del auto.

 

Hay casos muy interesantes donde queremos ofrecer nuestros servicios con el fin de generar un impacto real en la vida de las personas. Uno de ellos es el buen uso de los sensores que se están desarrollando en los automóviles, mediante los cuales podemos ayudar a prevenir accidentes, monitorear el estado de los componentes del auto y notificar en caso de desperfecto para reemplazar las piezas a tiempo y realizar un mejor seguimiento del mantenimiento del mismo. Por otro lado, en algunas ciudades están pensando cómo aprovechar toda esta información para mejorar los problemas de tráfico e incluso optimizar el consumo de electricidad de las luminarias de tránsito en base al flujo de autos que transitan las mismas.

 

Las posibilidades en el terreno de IoT son muy prometedoras, permitiendo generar un impacto real en el ecosistema en el que vivimos. Es por esto que en Altimetrik estamos muy enfocados en seguir avanzando en nuestros conocimientos en el área, para poder apoyar a más empresas en el desarrollo de soluciones con IoT.

Autor: Administración Altimetrik | Altimetrik