La primera vez que visité un cliente ISV hace unos 10 años, el propietario me mostró la oficina y me contó con orgullo sobre los 950 clientes que ejecutaban su software.

Una de las salas más grandes de la oficina tenía una máquina de replicación de CD. Hace años, cuando los CD formaban parte de la vida cotidiana, había trabajado para ODME , un productor líder de máquinas de discos ópticos, así que me sorprendió cuando reconocí uno en la oficina de un ISV.

 

No pude evitar preguntar: "¿Qué diablos estás haciendo con esa cosa?" (De una manera mucho más agradable, por supuesto). Explicó que la usaba para hacer actualizaciones de software para enviar a sus 950 clientes. Ah, sí. Por supuesto.

 

Entonces, cuando piensas en esos días y en el trabajo manual insoportable que se requería para proporcionar actualizaciones, queda claro por qué el software basado en SaaS y en la nube es el santo grial de hoy para los ISV. Hacer una actualización en un único servidor obviamente supera el envío de 950 CD y luego tener que manejar las 200 llamadas telefónicas relacionadas de sus clientes (semi molestos) que están luchando por instalarlo.

 

Vamos a omitir la otra parte de la pesadilla donde, como ISV, tuvimos que administrar nuestro propio servidor interno (granja), obtener una línea de Internet adicional como backup, copias de seguridad y discos intercambiables en caliente, y luchamos para encontrar una copia de seguridad y planes de recuperación para cortes de energía y cualquier otro desastre que nos pudiera desconectar. Escapémonos en la máquina del tiempo y avancemos rápidamente hacia las soñadoras configuraciones de la nube de hoy en día.


Manteniendo la nube a tu servicio

Hoy en día, esperamos que la nube funcione. El escenario de nube ideal ofrece escalabilidad ilimitada y variable, es de bajo costo y extremadamente rentable con un modelo de pago según su uso. Y a pesar de todo, ejecutar su aplicación en la nube lo vale porque siempre está "activa", ofrece velocidad y rendimiento estelares, y ofrece una implementación continua de los sistemas que ya existen. A decir verdad, es más que una buena práctica para los ISV, es la única forma en que un ISV puede administrar un negocio que tenga sentido.

 

Yvo Boom
VP Corporate Development at Servoy
(Publicado en el Blog de Servoy)

 

Autor: Juan Manuel Urraburu