Con su empresa que prueba programas informáticos, Guillermo Talento está fuertemente abocado a la internacionalización.

Hace unos 10 días, Guillermo Talento, fundador de Software Testing Bureau (STB) estuvo en Chile, en el marco de una misión comercial Uruguay XXI. Poco antes, se encontraba en el Congreso Financiero de Tecnología e Innovación, en Cartagena (Colombia). Es que STB, especializada en desarrollo de pruebas de software, automatización y consultoría en tecnología de la información (TI), está creciendo y con planes de expansión fuera de fronteras.  Lo que hace la empresa es ayudar a otras a validar que el software que compran a terceros es efectivamente lo que necesitan.

 

“En Cartagena, más de cien personas se acercaron a nuestro stand. Nos está yendo muy bien con Stela, nuestro producto estrella. Despertamos interés en los bancos y en las empresas de tecnología de la región. Ahora hay que concretar esos contactos en negocios”, comentó Talento.  Stela es una herramienta de inteligencia artificial para probar software, a través de la que se descubren patrones en big data que no son fáciles de detectar y así se alcanzan mejores resultados

 

Estudió informática en la Udelar y se fue especializando en TI, inspirado por su padre, que es ingeniero, y su hermano, también con fuerte orientación por las computadoras.   Trabajó en el área de sistemas de varias compañías, sobre todo en Lanas Trinidad (Grupo Otegui), hasta que en 1999 pasó de empleado a proveedor de servicios. Fundó Insight Latinoamérica, una empresa de software y consultoría, que evolucionó hasta especializarse en pruebas de software. Fue entonces, en 2008, cuando decidió cambiar el nombre comercial de su empresa a Software Testing Bureau (STB).

 

Con oficinas en Ciudad Vieja, en STB trabajan más de 20 personas, en su mayoría ingenieros, técnicos y estudiantes. Muchos de ellos laboran en las instalaciones de sus clientes, como el Banco República (BROU). Algunos otros de sus clientes son Scotiabank, BSP, Telefónica, Apraful, Toc Toc Viajes, Go Do Works

 

En los últimos diez años, STB ha tenido un crecimiento moderado y sostenido. Su facturación se ubica en el orden de los US$ 600.000 y US$ 700.000 anuales. STB tiene oficinas comerciales en México (a través de un representante) y en Colombia (donde cuenta con un socio local). 

 

Talento fue directivo de la Cámara Uruguaya de Tecnología de Información (Cuti), entre 2012 y 2016. Actualmente es colaborador en el capítulo Uruguay de Owasp, organización sin fines de lucro que promueve la seguridad de las aplicaciones en internet. 

 

¿Cuáles son las demandas de testing más frecuentes en Uruguay?

 

La mayoría proviene de empresas que no pueden asumir riesgos, como la banca y el sector financiero en general. Últimamente otras industrias están cobrando más relevancia, por la delicadeza de los temas que gestionan, como la salud y el turismo.  La Agencia de Gobierno Electrónico y Sociedad de la Información y del Conocimiento (Agesic) está desarrollando el programa Salud.uy, que promueve el uso intensivo de las tecnologías en las mutualistas, como la historia clínica electrónica nacional y otras informaciones médicas centradas en el usuario.  

 

¿Cuáles son los problemas que más detectan?

 

En e-commerce, los software suelen funcionar bien los días normales, pero no dan abasto o fallan cuando hay surge alta demanda repentina, por ejemplo, en el Día de la Madre, días de ofertas especiales, cyberlunes, o Navidad. También sucede que funcionan perfecto al principio, pero hay que mantenerlos actualizados. Cada nueva versión que recibe un cliente, requiere validación, un esfuerzo de prueba,

 

¿Qué tanto las empresas están invirtiendo en seguridad en tecnología? 

 

El sector que más invierte es el financiero. Aunque muchas otras industrias están cada vez más interesadas en este frente, aún la percepción del riesgo en Uruguay es baja. Hay pymes y mucha gente que no tiene un antivirus pago en sus computadoras. Cuando son víctimas de ataques informáticos, no siempre logran recuperar sus datos. Se cree que Uruguay está lejos de todo lo que pasa en el mundo en cuanto a hackers, pero no es así.

 

¿Cuánto se debería invertir en este rubro?

 

Un rango promedio en temas de seguridad y pruebas de software debería estar entre US$ 15.000 y US$ 25.000, para una empresa de 30 a 75 empleados. 

 

¿Qué tendencia del mercado para los próximos años destacaría?

 

La inteligencia artificial. Es un tema relevante en cualquier área de la tecnología actual. 

 

¿Cuáles son los próximos planes de su empresa?

 

Abocarnos fuertemente a la internacionalización, por eso apostamos a participar en eventos en el exterior. Nos apoyamos mucho en las actividades de Uruguay XXI, cuando organiza misiones a otros países de América Latina.

 

 

 

Fuente: El Observador