Todos los días millones de personas descargan videojuegos para sus celulares de las tiendas online de Google y Apple. Y entre los títulos más codiciados han figurado varios desarrollados aquí, en Uruguay.

El ejemplo más claro es Kingdom Rush, el juego de defensa de torres lanzado por Ironhide Game Studio en 2011 y que en menos de un año fue descargado 170 millones de veces.

 

Pero la lista no se agota ahí. Todos los años se suman más juegos uruguayos que superan largamente el millón de descargas y que demuestran que este sector es muy pujante.

 

¿Cuáles son las perspectivas de este rubro? ¿Se puede tener una industria de calidad mundial en este sector? Lo conversamos con cuatro protagonistas de la industria de los videojuegos en Uruguay.

 

Nos acompañaron: Gonzalo Frasca, licenciado en Ciencias de la Comunicación, máster en Ciencias de la Información y Tecnología y Ph.D. en videojuegos; Adriana Bentancor, contadora pública, asesora de la Dirección Nacional de Telecomunicaciones y Servicios de Comunicación Audiovisual del Ministerio de Industria, Energía y Minería; Gerson Da Silva, Lead Game Designer en Ironhide Games, guionista de juegos, Mentor invitado por Google en la Indie Game Accelerator en Singapur; y Gabriel Vainsencher, licenciado en Administración de Empresas y egresado de la carrera de desarrollo de videojuegos de A+.