Se trata de una iniciativa que busca preparar y apoyar a las micro, pequeñas y medianas empresas uruguayas para aprovechar el acuerdo comercial con la Unión Europea.

InsPYraME UE, el primer proyecto con foco empresarial, en el marco del pacto comercial alcanzado entre el Mercosur y la Unión Europea (UE), que busca dar apoyo para que las micro y pequeñas empresas (Mipymes) uruguayas logren acceder al mercado europeo y beneficiarse mejor del acuerdo.

 

El proyecto es ejecutado por la Cámara de Comercio y Servicios (CNCS) y la Eurocámara Uruguay y financiado por la Unión Europea. De acuerdo con el embajador de la UE en Uruguay, Karl-Otto König, el programa “será literalmente un bastón para caminar hacia el mercado europeo”.

 

La iniciativa está dirigida a las Mipymes uruguayas, principalmente a aquellas que sean lideradas por mujeres y jóvenes emprendedores y también con un fuerte acento en las empresas del interior del país.

 

Según explicó el presidente de la CNCS, Julio Lestido, el programa “dará las herramientas necesarias a esas empresas para insertarse en este gran mercado de 778 millones de habitantes que se nos abre a todos”. No obstante, advirtió que “para poder aprovechar las ventajas” del acuerdo comercial entre el Mercosur y la UE, “tenemos que estar preparados” por lo que llamó a las Mipymes uruguayas a que se acerquen al proyecto.

 

Por su parte, el presidente de la Eurocámara, Luis Martínez, manifestó que la institución “está más activa y pujante que nunca en su rol de ser referente en materia de negocios e inversiones entre Europa y Uruguay”.

 

En este sentido, manifestó que InsPYraME tiene tres objetivos principales. El primero es el de establecer mesas de diálogo público y privada para poder brindar recomendaciones al sector político; el segundo está basado en fortalecer las capacidades de las Mipymes uruguayas; y el tercero relacionado con colaborar en la formación, transmisión de conocimientos e información sobre las características y posibilidades del acuerdo Mercosur-UE para las Mipymes del interior, las lideradas por mujeres y por jóvenes emprendedores.

 

La finalidad del proyecto es poder formar a las empresas, “ayudarlas a que tengan buenos resultados, mejores capacidades, que puedan ser más competitivas y poder encarar este acuerdo y las posibilidades que brinda de una mejor manera, más sólida, con más posibilidades, con mayores conocimientos y que implique la posibilidad de competir con éxito en este mercado tan exigente”, señaló Martínez.

 

A lo largo de los 30 meses que durará el programa, se realizarán 18 talleres en cada departamento del país, capacitaciones, asistencia técnica y foros de inversión temáticos basados en determinadas industrias y sectores relevantes de la actividad económica uruguaya.

 

“La preparación tiene que empezar ahora, mañana sería tarde, demasiado tarde”, señaló Karl-Otto König y agregó que “para beneficiarse de la apertura (del mercado europeo) hay que prepararse desde antes y hay que tener consciencia de que es necesario procesar ajustes y adaptarse a los nuevos requisitos” de un mercado al que calificó como “exigente”.

 

Por su parte, el ministro de Industria, Energía y Minería, Omar Paganini, destacó que el acuerdo entre bloques representa una “posibilidad concreta y certera de facilitar el acceso de las empresas uruguayas al mercado europeo” dado que la UE “va a renunciar a derechos aduaneros en el 92% de lo que hoy se recauda”.

 

Además indicó que el 77% de las empresas exportadoras uruguayas son Mipymes pero que en valor solo representan el 7%, por lo que “la posibilidad de desarrollarlas” es “estratégica para este gobierno”, concluyó.

 

Fuente: El País