El canciller Rodolfo Nin Novoa se reunió con directivos de Cuti para dialogar sobre el desarrollo del sector, con temas que incluyeron la libre circulación de personas para trabajar en tecnología y servicios anexos.

El canciller Rodolfo Nin Novoa se reunió con directivos de la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (CUTI) para dialogar sobre el desarrollo del sector, con temas que incluyeron la libre circulación de personas para trabajar en tecnología y servicios anexos, en el marco de un rubro que vende al exterior por 300 millones de dólares y emplea a 12.000 personas, en un sector con desempleo cero que requiere mano de obra.

 

Para desarrollar aún más el sector, el ministro de Relaciones Exteriores junto al subsecretario de la cartera, José Luis Cancela y varios diplomáticos, se reunieron con CUTI, en su sede del Laboratorio Tecnológico del Uruguay (Latu), donde se intercambiaron ideas para levantar las barreras comerciales que se puedan presentar  y promover el desarrollo de la industria a través de la red diplomática uruguaya.

 

Uno de los aspectos destacados por el ministro en conferencia de prensa fue la reducción de las restricciones a las visas de trabajo para los uruguayos. “Muchas veces cuando se va a trabajar a otro país la persona va con la visa de turista, y a los tres meses tiene que salir del país donde está trabajando, y los trabajos relacionados con la tecnología a veces llevan más de tres meses”, explicó el ministro.

 

Además, mostró su compromiso para respaldar el plan de búsqueda de talentos de la CUTI de entre 4 y 8 mil jóvenes. “Precisamos más uruguayos trabajando en esto”, sintetizó.

 

Por su parte, el presidente de Cuti, Álvaro Lamé, explicó que la industria tecnológica vende a 55 países con exportaciones valuadas en unos 300 millones de dólares, siendo el primer mercado los Estados Unidos (44%); además se exporta a Japón y a distintos países de Latinoamérica.

 

 

Ver y descargar video de entrevista 

 

Fuente: Presidencia