Se realizó el pasado 23 de noviembre en el Centro de Posgrados de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración de la UdelaR

El pasado 23 de noviembre se realizó en el Centro de Posgrados de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración (UdelaR), una mesa redonda sobre necesidades de formación en el sector de tecnologías de la información (TI) en la que participaron Álvaro Lamé – presidente de la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (Cuti), y Gabriel Budiño – coordinador académico del Posgrado en Sistemas de Información y Gestión de Empresas TI.

 

La relación entre la Cuti y la Facultad se formalizó en el año 2012 con la firma de un convenio marco de colaboración entre ambas instituciones para el mejor desarrollo de sus respectivas finalidades y actividades, a través de programas y proyectos de cooperación específicos, como el desarrollo de sistemas de becas y pasantías orientados a proporcionar a los estudiantes de la Universidad ámbitos de práctica laboral y profesional en el marco de las actividades de la Cuti, fomento de actividades de investigación y desarrollo en áreas académicas de interés compartido a través de proyectos conjuntos, intercambio de información científica y estadística y el auspicio y organización de seminarios, carreras de grado y posgrado relativas a temáticas de interés común.

 

En el marco de este convenio, y con el objetivo de ampliar la oferta educativa de la FCEA a través de propuestas que combinen elementos de administración y de tecnologías de la información, se creó el diploma de posgrado con especialización en Sistemas de Información de las Organizaciones y Gestión de Empresas de TI, que en abril del próximo año dará comienzo a su quinta generación.

 

Álvaro Lamé presentó los principales lineamientos del Plan de Gestión 2016-2018 de Cuti para contribuir al desarrollo de un Ecosistema Tecnológico Innovador que brinde oportunidades de crecimiento a todos los actores de la industria.

 

Actualmente la Cuti acumula casi 30 años de experiencia y cuenta con más de 370 empresas asociadas que exportan a más de 50 mercados (40% aproximadamente son ventas de productos y servicios a Estados Unidos, y se llega a países tan lejanos como China y Japón).

 

Tanto Lamé como Budiño, destacaron el estado actual del ecosistema de la industria TI, compuesto por diversos actores públicos y privados, que confluyen en el desarrollo del sector. El Estado y las agencias de gobierno (MIEM, Antel, Ceibal, ANII, Agesic, Uruguay XXI, Inefop, Ande), los parques tecnológicos como Latu y Zonamérica, la academia (UdelaR, UTU, UTEC y universidades privadas) y diversas instituciones como la Cámara de Economía Digital (CEDU), incubadoras, fondos de inversión y espacios de coworking, entre otros.

 

El sector de TI en Uruguay no sólo incluye empresas que brindan servicios de TI (desarrollo, consultoría, testing) e infraestructura, sino que también de manera horizontal atraviesan distintos sectores (ERP, RRHH, BI), apoyan el desarrollo del comercio (Internet Market, Consumer Market) y a través de verticales de industria impulsan actividades tan diversas como medicina, finanzas, telecomunicaciones, turismo y logística.

 

De acuerdo a los datos preliminares presentados por Álvaro Lamé, en 2015 la facturación total de las empresas socias de Cuti alcanzó los US$ 1.068 millones con un sólido crecimiento del mercado interno y exportaciones por casi 300 millones de dólares.

 

Lamé recordó que el sector ocupa 12.000 personas, y que tiene dificultades para continuar creciendo por la falta de recursos humanos formados no sólo en informática, sino también personas con distintos conocimientos y capacidades para desempeñarse en consultoría, implementación, gestión de proyectos, venta, formación, testing, etc.

 

Los desafíos de la Cuti para los próximos años tienen que ver con potenciar las empresas, promoviendo el desarrollo de nuevos emprendimientos tecnológicos y la formación de empresarios, apostando a la innovación y la internacionalización con una aceleradora de empresas y participación activa en misiones comerciales al exterior.

 

La Cuti también está trabajando junto al gobierno en instrumentos de apoyo al financiamiento del sector, atracción de inversiones y beneficios fiscales para la inversión en tecnología, pero también en generar un marco normativo pionero en temas relacionados al teletrabajo, la economía digital y la innovación tecnológica.

 

A través del programa b_IT la Cuti espera gestionar 4 millones de dólares de Inefop y 1 millón de dólares aportados por empresas privadas, para la formación de 4 mil personas en los próximos 4 años con un fuerte foco en el interior del país, con la participación activa de las instituciones educativas y profesionales del sector que puedan colaborar en el proceso formativo y de sensibilización de jóvenes para que se vuelquen a las empresas de TI.

 

Gabriel Budiño recordó que desde la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración se viene trabajando junto a la Cuti en varios sentidos. Por un lado, se desarrolló el plan de estudios de una nueva carrera de grado junto a la Facultad de Ingeniería para la formación de licenciados en administración en sistemas de información – combinando contenidos de gestión e informática.

 

En paralelo se puso en marcha el Posgrado en Sistemas de Información y Gestión de Empresas de TI, que ha formado en 4 generaciones más de 70 profesionales (contadores, licenciados en administración y en economía, ingenieros en informática, licenciados en sistemas, y con otros estudios de grado), con una importante participación de mujeres (52%) lo cual no era común en el sector.

 

En su exposición, Budiño mencionó la necesidad de desarrollar competencias que integren conocimientos - tanto de tecnologías como de administración, apoyar la transformación de ideas en modelos de negocio, fortalecer el crecimiento de las empresas, y capitalizar los esfuerzos de distintos actores (Agesic, Uruguay XXI, ANII, Cuti, Cedu, UdelaR) para impulsar la innovación, exportación, inversión y emprendedurismo.

 

El posgrado en sistemas combina cursos de tecnologías de la información (ERP, BI, Workflow, Seguridad) con cursos de gestión (RRHH, Planificación estratégica, modelos de negocios, proyectos, internacionalización) y visiones desde TI de otras disciplinas (contratos, marketing, innovación, ética).

 

En el cierre de la actividad tanto Álvaro Lamé como Gabriel Budiño coincidieron en los importantes desafíos que el desarrollo de las TIC nos presentan en los próximos años, y las oportunidades asociadas para países como el nuestro con una importante infraestructura, personas capacitadas y dimensiones que permiten probar nuevas tecnologías si logramos adaptarnos rápidamente a los cambios.