CUTI implementa estrategias para el desarrollo comercial del sector y trabaja con énfasis en la internacionalización, fundamentalmente a través de una “aceleradora” de empresas y misiones comerciales alrededor del mundo.

La internacionalización es uno de los temas que viene siendo abordado por la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (CUTI) desde hace una década a través de sus diferentes directivas. En la actual presidencia, se determinó darle un fuerte impulso a ese aspecto, que resulta central para las empresas del sector. La CUTI tiene entre sus misiones principales el impulso del desarrollo sostenible del sector, la dinamización de los mercados, la facilitación del crecimiento y la globalización de empresas y el énfasis en el desarrollo de los recursos humanos y la responsabilidad social.

 

“Cada vez que asume una directiva se toman decisiones. Actualmente hay una comisión que trabaja específicamente en el tema internacionalización con dos líneas de acción definidas: incremento de exportaciones y misiones a mercados clave”, explicó el Ingeniero en Computación Leonardo Loureiro, vicepresidente de Global Markets de CUTI.

 

Para lograr un incremento de exportaciones, la estrategia definida por CUTI es trabajar en los mercados externos y para ello se definieron acciones específicas sobre la base de datos tangibles y apuntando a los destinos de mayores exportaciones de Uruguay. “En todo lo relacionado a actividades de promoción definimos hacer mucho foco en Estados Unidos”, agregó Leonardo Loureiro.

 

La CUTI implementa un conjunto de actividades para trabajar en el mercado internacional y con Estados Unidos específicamente, dada la importancia del mercado norteamericano. “Queremos incrementar la presencia de las empresas uruguayas en ese país”, afirmó. Para ello la Cámara trabaja con empresas de distintas dimensiones y características. “Se eligen eventos a los que asistir que puedan resultar atractivos para las firmas que integran la CUTI. Trabajamos en conjunto porque nos permite darle mayor potencia”, explicó Loureiro.

 

Hay empresas del sector cuyas actividades están orientadas al mercado emprendedor, tanto uruguayas como de destino. Entre esos eventos se destaca la reconocida feria Tech Crunch Disrupt que reúne a expositores representantes de empresas del polo tecnológico de Silicon Valley y del área de San Francisco. El año pasado participaron por primera vez desarrolladores de software uruguayos que compartieron experiencias con pares de todo el mundo.

 

“Las empresas que van a esa feria tienen el apoyo de Uruguay XXI y se hacen diferentes actividades para que expongan su trabajo y ahí, como en otro evento que se realiza en Orlando, se generan redes de negocios con otras empresas tanto de Estados Unidos como del resto del mundo”, agregó.

 

Loureiro también destacó que en el año 2011 la empresa Bantotal, que se dedica al desarrollo de software para instituciones financieras, participó con mucho éxito en esa instancia. La firma, cuya casa central está en Uruguay, está 100% focalizada en generar, implementar y mantener soluciones que sean fáciles de usar y que al mismo tiempo permitan mejorar e incrementar el negocio de todo tipo de institución financiera.

 

Para Uruguay es un valor agregado que sus profesionales tengan mejor tiempo de respuesta y adaptabilidad a las problemáticas planteadas que otros países.

 

 

 

 

 

Misiones por el mundo

Leonardo Loureiro, vicepresidente de Global Markets de CUTI, destacó que se está planificando un conjunto de acciones para ejecutar en 2017. En ese sentido se ha definido retomar las misiones específicas, de unas 15 empresas, que tengan determinado nivel de madurez para realizar actividades puntuales en Estados Unidos y analiza, además, con el gobierno la posibilidad de realizar viajes en grupos más numerosos a los destinos más importantes para el sector. 

 

“Estamos viendo cuáles son los lugares que visitaremos en Estados Unidos a donde seguramente nos acompañaría el presidente Tabaré Vázquez y algunos ministros para hacer un posicionamiento de la Marca País”, afirmó Loureiro.

 

En este 2016 la directiva de CUTI ha acompañado el viaje presidencial a Estados Unidos y China. “Tenemos claro que el foco está en suelo estadounidense pero no dejamos de participar en actividades en otros países”, agregó.

 

CUTI definió también positivo retomar las misiones en Argentina. “Un país que por su situación económica y política venía siendo simplemente vendido por algunas empresas de forma puntual, pero ahora vemos que hay un cambio importante que permite abrir el mercado”.

 

Además de los destinos mencionados, la Cámara apoya a las empresas asociadas en las misiones comerciales multisectoriales o las que sean más específicas. “Tanto a nivel nacional como internacional hacemos muchas actividades en conjunto con el gobierno. Uruguay XXI es una agencia estatal clave en todo lo relacionado con la promoción. Con ellos trabajamos hace mucho tiempo, algo que afortunadamente también se ha dado con gobiernos anteriores”.

 

Todas esas acciones también buscan un mejor posicionamiento del sector y con ello el Estado demuestra, al formar parte de las misiones, un respaldo institucional, un apoyo como país y una industria seria. “A los posibles clientes de empresas asociadas a CUTI les interesa contar con información del país con el que establecerá un vínculo a largo plazo si tiene un proveedor en Uruguay. Es lógico que quiera saber las características y garantías que ofrece el país, así como el cumplimiento de las normas legales o si las empresas están auditadas. En el mundo empresarial esto es muy importante”, afirmó Loureiro.

 

CUTI también procura atraer capital externo para Uruguay en paralelo a las misiones que tienen por objetivo promover la industria local. “Es importante que se instalen aquí empresas grandes del sector por el derrame que eso ocasiona”.

 

Estados Unidos

Las ventas externas del sector de TIC alcanzan en promedio los 300 millones de dólares al año y Estados Unidos aparece entre los principales 10 destinos de las exportaciones uruguayas de la última década. Hacia ese destino va el 40% de las ventas de empresas tecnológicas y Uruguay está pisando fuerte como marca en Estados Unidos y las acciones organizadas por CUTI y Uruguay XXI apuntan a continuar posicionando al país como proveedor y promotor de inversiones.

 

CUTI se ha planteado como objetivo llevar adelante acciones hacia ese destino porque es donde más impacto tiene el sector. “Tenemos muchas empresas que hacen trabajos que van desde la venta de servicios específicos de desarrollo hasta la consultoría. Hay muchas soluciones que se utilizan tanto en Estados Unidos como en Uruguay y que la gente no sabe que son creaciones locales”, afirmó Leonardo Loureiro. Explicó que eso ocurre en terrenos como el e-commerce procesando soluciones de comercio, con programas sostenidos en una plataforma que puede ser internacional pero implementada por una empresa uruguaya. También hay productos nacionales que están insertos en algo más global. “Hay empresas locales que trabajan en inteligencia artificial, como es el caso de Tryolabs, cuyos productos son utilizados a nivel internacional”, destacó Loureiro.

 

Añadió que también hay empresas que desarrollan programas o productos finales para firmas radicadas en Estados Unidos. “El espectro es muy variado y algo que a los americanos les interesa mucho es que en Uruguay manejamos la misma zona horaria y que tenemos buen tiempo de respuesta y adaptabilidad a la problemática en comparación con profesionales de otros países. En esos aspectos tenemos mucho valor agregado”. Remarcó que CUTI tiene, además del foco puesto en Estados Unidos, planes para seguir trabajando en empresas que estén pensando en llegar a otros mercados.

 

“Tenemos claro que el foco es Estados Unidos (destino del 40% de las exportaciones del sector) pero no dejamos de participar en actividades en otros países”.

 

Aceleradora de Empresas

La comisión de Global Markets de CUTI ha definido la creación de una aceleradora de empresas basándose en la importancia que tiene el sector para Uruguay. La industria de servicios tecnológicos está muy bien valorada y reporta al país beneficios superiores a los US$ 200 millones en exportación y 12.000 puestos de trabajo, registrando una tasa de desempleo cero.

 

“Queremos que exista una aceleradora nacional de empresas, que podrá ser gestionada por CUTI o por terceros, pero tiene que concretarse”, afirmó Loureiro.

 

El objetivo es constituir una organización que apoye financieramente a los nuevos emprendimientos, ya sean proyectos internos de empresas como spin-off, es decir, una unidad de negocio de una empresa de gran tamaño que quiera desarrollarse como algo nuevo. “Acelerar este tipo de emprendimientos implica apoyo financiero, de couching y actividades comerciales para lograr que pasen de pequeñas a grandes empresas”.

 

Los proyectos serán seleccionados dos veces al año, en marzo y agosto, tras una postulación. Se elegirán entre 10 y 15 propuestas como máximo para una mentoría de 6 meses que implicará actividades de coaching. También se entablarán contactos con inversores de capital para llevar a la empresa o proyecto a un estado más avanzado del que comenzó. CUTI actualmente está realizando acciones a nivel internacional y analizando fuentes de financiamiento para concertar la aceleradora, como por ejemplo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y otras organizaciones interesadas en ese tipo de actividades. 

 

“Es necesario crear una suerte de ecosistema para llevar adelante una aceleradora de empresas”, afirmó Loureiro.

 

Fuente: Revista Somos Uruguay l Diciembre 2016