Ya cuenta con entidades en Brasil y EEUU; ahora suma otra en Argentina.

"Pasaremos de ser compradores a ser proveedores de internet". La frase fue repetida indistintamente por la ministra de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse, y el presidente de ANTEL, Andrés Tolosa, a partir de la llegada del cable submarino de fibra óptica el pasado 18 de agosto.

 

En esa instancia, Tolosa explicó que ya habían mantenido conversaciones con otros países, en la búsqueda por interesados en la nueva capacidad adquirida.

 

El jueves pasado, el presidente de ANTEL informó que la empresa está preparando el terreno, a través de empresas en otros países, para poder vender capacidad de internet.

 

"Ya tenemos creada una empresa en Brasil, ya teníamos una en Estados Unidos y estamos terminando de formar la empresa en Argentina para poder vender esa capacidad del cable submarino en el mercado internacional", dijo Tolosa entrevistado por el programa Pisando fuerte de radio Metrópolis.

 

"Ahora vamos a empezar a salir con mayor participación porque vamos a tener la posibilidad de vender capacidad de nuestro cable submarino a Argentina, a Brasil o a través de esos países en Chile, Paraguay, Bolivia", agregó.

 

Según informó el director de ANTEL por el Partido Nacional, Gustavo Delgado, "no se trata de empresas en el sentido completo", sino de entidades jurídicas que permitirán comercializar los servicios en un futuro. "Eso es necesario para viabilizar la colocación de productos, pero no es la instalación de una empresa como tal, en el sentido de instalar oficinas y todo eso", agregó.

 

Desde hace años, ANTEL cuenta con una entidad de ese tipo en Estados Unidos, llamada ANTEL Inc. La empresa creada en Brasil es más reciente, mientras que en Argentina todavía está en trámite.

 

Tolosa explicó que ANTEL, al ser una empresa del Estado, "está limitada por el presupuesto nacional", que "limita bastante" las posibilidades de inversión en los mercados internacionales, más demandantes que el uruguayo.

 

"Por eso estamos buscando sociedades con otras empresas en el exterior, de forma que las inversiones se realicen por esas otras empresas y ANTEL esté apoyando la gestión", afirmó.

 

Capacitado para vender

 

ANTEL es propietario de dos pares de fibra óptica del cable Tannat, que conecta a Montevideo y la ciudad de Santos en Brasil. Desde allí sale otro cable (el Monet) que se extiende hasta Estados Unidos. En ese trayecto, ANTEL es dueño de un par de fibras.

 

La capacidad del Monet es de 60 terabits por segundo, mientras que el Tannat tiene una capacidad de 90 terabits por segundo. Eso le deja a la empresa estatal una capacidad de transmisión de 40 terabits por segundo, superando con creces la demanda interna de Uruguay.