La Mesa interinstitucional de mujeres en ciencia y tecnología firmó un convenio para compilar la información existente y realizar un mapeo de instituciones, políticas y acciones en materia de género, con el fin de definir objetivos comunes.

El objetivo es disminuir la brecha de género en el área de las TIC y ciencias básicas desmitificando que son áreas del conocimiento para varones.

 

La Mesa interinstitucional de mujeres en ciencia y tecnología se creó en 2016 en la órbita de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) a través de la Asesoría de Género y Políticas Sociales e incluye al Ministerio de Industria, Energía y Minería, al Ministerio de Educación y Cultura, la Agencia Nacional de Investigación e Innovación, el Instituto Nacional de las Mujeres, el Instituto de Investigaciones Biológicas “Clemente Estable”, Plan Ceibal, la Universidad de la República, la Administración Nacional de Educación Pública y la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información.

 

Su coordinadora, Mariana González Pírez, informó que este espacio de trabajo analiza las brechas de género en las carreras denominadas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, por sus siglas en inglés). Se realizó un estudio en los distintos tramos desde el ingreso al sistema educativo, el desempeño y desarrollo de las mujeres en otros niveles más altos. 

 

González explicó que se trata de carreras que tradicionalmente y en el imaginario se relacionan más al mundo masculino y que, incluso en las carreras que durante la década de los 80’ contaban con una alta matrícula de mujeres, como ingeniería informática, en Uruguay se percibe un retroceso. “Lo que tratamos de hacer es revertir esa brecha para que haya una mayor equidad para distribuir estos perfiles en el desarrollo de un modelo país”, subrayó.

 

Los principales hallazgos del trabajo que realizó esta mesa, revelan que si bien existe un discurso institucional sobre la importancia de atender las temáticas de género, en las políticas no están arraigadas y quedan ligadas a las personas y los directorios que están en ese momento. Por otra parte, se identificó que las políticas más están representadas son aquellas vinculadas a la mujer y la maternidad, aunque a su vez se reconoce que aún son insuficientes. 

 

La ministra de Industria, Energía y Minería (MIEM), Carolina Cosse, subrayó la importancia de fomentar una política pública enfocada a la participación de las niñas, jóvenes mujeres y mujeres adultas en la ciencia y la tecnología. “Uruguay no se puede dar el lujo de que la mitad de su población no esté incluida en lo que es el futuro de la producción”, enfatizó. 

 

La participación de niñas en las olimpíadas de robótica y matemáticas es, en muchos casos, mayoritaria a la participación de varones, lo que muestra un interés por el aprendizaje en estas áreas del conocimiento. “No permitamos que esas niñas pierdan el entusiasmo y no le pongamos obstáculos a su desarrollo”, subrayó. Señaló que es necesario tener este tema como prioridad en la agenda del gobierno y contar a su vez, con el apoyo de madres, padres, abuelas y abuelos referentes a que las niñas no teman a estudiar carreras que tradicionalmente se vinculaban a los hombres. 

 

Desde el MIEM se promueven diversas acciones de género a través del Día de las niñas en las TIC, la premiación a mujeres empresarias, que son actividades anuales, y a diario, en la evaluación de proyectos se puntúan aspectos de género. 

 

En esta oportunidad, la ministra Cosse presentó una propuesta para trabajar en la creación de un portal que reúna información de todas las herramientas que tiene el Estado para la promoción de las mujeres y las niñas en ciencia y tecnología. Esta propuesta se basa los aprendizajes del recientemente creado Portal Emprendedor que logró coordinar todos los programas de apoyo a las pequeñas y medianas empresas, brindados por 70 instituciones. 

 

 

Fuente: Presidencia