El gobierno buscará que las empresas locales tengan mayor presencia en el Mobile World Congress, la mayor feria anual del sector, e impulsará el negocio de inteligencia artificial e Internet de las Cosas.

El Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), la inteligencia artificial y la realidad aumentada se apoderaron del Mobile World Congress (MWC) y marcaron las tendencias que seguirá la industria móvil en el mundo, soportadas por una nueva generación en redes: la 5G. Los representantes de Uruguay fueron pocos, pero volvieron con la promesa de lograr una mayor participación del país en esta gran cumbre que a fines de febrero convocó en Barcelona a unos 108.000 asistentes.

 

Más allá del esperado lanzamiento del Galaxy S9 de Samsung (que innovó en realidad aumentada e IoT) y la premiación del iPhone X como mejor teléfono del 2017 en los Global Mobile Awards (si bien Apple no estuvo presente en el Congreso), grandes innovaciones que trascienden a los teléfonos destacaron en el mayor evento del sector.

 

El enorme predio de exposiciones fue escenario para modelos de smartphones capaces de soportar hasta 400°C, humedad extrema y golpes (de compañías como Caterpillar y Crosscall) hasta otros que buscan preservar la seguridad para quienes invierten en criptomonedas, como bitcoins. Ese último caso es el del SiKurPhone, cuyo sistema operativo no permite bajar apps de terceros, lo que haría al teléfono menos expuesto a ser hackeado.

 

En una feria que denotó como las tecnologías alguna vez consideradas «futuristas» se están volviendo realidad, el producto más «retro» fue quizás la versión con conectividad 4G del modelo Nokia 8110, que tuvo su auge en los años 90 (cuando era popularmente conocido como banana phone, por la curvatura que forma la tapa al deslizarse).

 

El auto como gadget

 

Algunas de las innovaciones más llamativas fueron las que permiten aprovechar la interconexión de dispositivos, es decir, el IoT.

 

Samsung mostró cómo puede mejorar la experiencia en tareas vinculadas al hogar, mientras que otras empresas dieron un rol protagónico al automóvil en lo que parece ser el camino hacia los vehículos autónomos.

 

Por caso, Toyota exhibió Smart Device Link, una plataforma que pemite conectar el smartphone con el sistema de navegación de un auto o moto, para evitar que el conductor quite la vista de su ruta. En tanto, Seat (la automotriz española en manos de Volkswagen) ostentó su auto con alcoholímetro incorporado: si el conductor tiene alcohol en sangre no enciende el motor y ofrece llamar a un taxi o a otra persona.

 

Huawei, en tanto, presentó un smartphone con inteligencia artificial para conducir un Porsche Panamera. Cheng Zhu, responsable del área de IoT de la compañía, afirmó en el MWC que en 2018 se verá una especie de big bang de las redes que interconectan dispositivos.

 

Hacia una red 5G

 

El esfuerzo por mejorar la infraestructura en que se apoyan las nuevas tecnologías quedó de manifiesto en el MWC. Vodafone, Nokia y Audi, por ejemplo, anunciaron que trabajan para instalar el año próximo la primera red de telefonía móvil 4G en la Luna.

 

Pero, en el planeta Tierra, el gran desafío es evolucionar hacia una red 5G (quinta generación), cuya conexión móvil es cerca de 1.000 veces más veloz que la 4G disponible en el mundo desarrollado.

 

A inicios de 2017, solo el 60% de la población global tenía acceso a la red 4G, según datos de GSMA (asociación organizadora del MWC que reúne a más 800 operadoras del mundo). En Uruguay, ya hay disponible una red que supone un avance: la 4.5G. La primera en lanzarla fue Antel, que al hacer el anuncio en diciembre afirmó que permitirá transmitir en 4K todos los partidos del Mundial de Rusia 2018.

 

La GSMA estima que la quinta generación llegará a Europa en 2019 y a América Latina un año después. Para 2025, prevé que el total de conexiones de esta nueva generación supere los 50 millones en la región.

 

Un stand para Uruguay

 

La ministra de Industria, Carolina Cosse, asistió al Congreso como disertante en el panel denominado «Expanding Digital Services To The Next Billion». En entrevista con El Empresario, resaltó que «la inversión en infraestructura en telecomunicaciones nunca puede detenerse» y que Antel ya desarrolló una plataforma pública para IoT.

 

In Switch fue la única empresa uruguaya presente en el MWC (por segundo año consecutivo) y Cosse procurará que el país tenga un stand propio en 2019. «Voy a hacer esfuerzos para que Uruguay tenga un lugar. Ya lo planteé formalmente», aseguró. Mientras tanto, la clave está en generar redes de contacto para que este nuevo ecosistema innovador crezca.

 

Cuatro casos innovadores

 

1 - Samsung

 

Quien fue al supermercado sin la lista de compras, puede pedirle a su teléfono que le muestre qué hay en su heladera. O que encienda el horno para que vaya preparando el almuerzo. O consultarle si el día estará soleado y ordenarle que prenda el lavarropas. El asistente virtual de Samsung, Bixby, lo hace posible interconectando esos dispositivos. Los nuevos smartphones Galaxy S9 incluso permiten saber por realidad aumentada cuántas calorías tiene un alimento al apuntarle con la cámara y ajustar así dieta y ejercicio diarios.

 

2 - Toyota

 

Para evitar que el conductor aparte la vista del tránsito y facilitar de ese modo una movilidad más segura, Toyota presentó Smart Device Link, que conecta el smartphone del usuario con el sistema de navegación. De esta forma, se puede prescindir del teléfono y solo utilizar la pantalla del vehículo. La tecnología (que también es compatible con motos Suzuki) ofrece un formato «fácil de leer», responde a órdenes verbales y, además, bloquea las aplicaciones que podrían distraer al conductor.

 

3 - Huawei

 

El gigante tecnológico chino mostró cómo su smartphone Mate 10 Pro puede utilizar inteligencia artificial para conducir un Porsche Panamera, ya que detecta y entiende los estímulos de su alrededor. Con una cámara en el techo del auto, distingue 1.000 objetos diferentes (como un perro, una pelota, un niño o una bicicleta) y esquivarlos al avanzar en una línea recta. Así, la empresa demostró las capacidades de su smartphone, aunque aclaró que no prevé desarrollar un sistema de conducción autónoma para vehículos.

 

4 - In Switch

 

La uruguaya In Switch (que compite contra gigantes como Huawei, SAP, Ericsson, Amdocs y Comviva-Mahindra) fue reconocida por ser la primera empresa del mundo en implementar un estándar de interoperabilidad para ecosistemas de inclusión financiera y reducción de circulación de efectivo. Sus plataformas realizan más de nueve millones de transacciones financieras por hora, con clientes como Banco Nación de Argentina y TigoMoney Paraguay. En el MWC, su vicepresidente de ventas, Líber Fernández, participó como orador invitado en un seminario sobre innovación y pagos digitales.

 

 

 

 

Fuente: El País